Un hipster gamer, una estrella estrellada y una “cotilla de las de antes”, esta semana en ‘Ven a cenar conmigo’

A partir del lunes 16 de abril, el concurso gastronómico mas divertido de la televisión se traslada a Barcelona, donde aguardan cinco increíbles concursantes que lucharán por el premio de 3000€.

La primera anfitriona sera Rossana, alias Roxy, una estrella que, al igual que Ana Obregón, se niega a confesar su edad. Esta polifacética artista canta, baila, actúa, hace anuncios y la croqueta (si es necesario). Con este despliegue de talentos aprovechará el concurso para propulsar su carrera y brillar frente a sus invitados, aunque quizás se convierta en un asteroide fuera de órbita. Quien sí brillará gracias a su elegante vibratto será Arantxa, cantante profesional y chica fit que arrasa allá por donde pasa. A pesar de su ímpetu, su carácter afable y conciliador logrará agradar al resto de los concursantes. Su personalidad y capacidad para agasajar a los invitados la convertirán en un rival a considerar.

Aunque a ojos de Álex, Arancha será algo más que una simple rival. El tercer rival en liza quedará prendado de la concursante de voz melodiosa. Ansioso de encajar con Arantxa como las piezas de trencadís sobre el dragón del Parque Güell, Álex, hípster y gamer, arriesgará hasta la última pantalla para salir victorioso de su partida y no terminar la velada en game over.

El toque esteta de las cenas lo pondrá Marcos, un galán con mucha mano para la cocina. Su elegancia no pasará desapercibida y deslumbrará a sus invitados con su casa, una antigua peluquería reformada por el mismo. Este decorador de interiores pondrá el listón muy alto con un carisma inigualable.

La semana terminará en casa de Elena, una cotilla “de las de antes”, afirma. Será encantadora con sus invitados y contará su historia de superación tras una dura enfermedad. Revelará además otra de sus aficiones, los disfraces y juguetes eróticos que disfruta con su marido. ¿Terminará la noche con buenas vibraciones?

Anuncios

Deja un comentario