La joya de guión de ‘Estoy vivo’. La serie que nunca deja de reinventarse

0
283

Hay una norma no escrita que dice que nunca debes matar a un protagonista en tu serie, y en caso de hacerlo. se tiene que hacer en el final de temporada o incluso de serie.

La razón de ello es evitar la fuga de espectadores o incluso dejar un gran cliffhanger, que deje a los espectadores atrapados de cara a la siguiente temporada.

Pero ‘Estoy vivo’ es una serie, que no se rige por cualquier norma. La serie creada por Daniel Écija y cuyos guiones corren a cargo de: Jesús Mesas Silva, Guillem Clua, Jon de la Cuesta, Andrés Marín Soto, Federico Muñoz, Jaime Palacios, Guillermo Cisneros, Mercedes Cruz, Adriana Rivas, ha demostrado esta temporada: que se puede hacer más compleja, más dura la serie y seguir contando con el favor del público.

Esta temporada, igual que las anteriores, han vuelto a dar un carpetazo en la mesa de la ficción en abierto y han vuelto a demostrar que cuando un creador tiene libertad absoluta salen auténticas genialidades. Por eso, no dudaron en matar a 3 de sus personajes más carismáticos: Laura, Bea, y Susana. Otra ficción, tanto en abierto como en pago, no hubieran arriesgado tanto por miedo a perder la fidelidad de su audiencia. Una audiencia, que suele encariñarse con los personajes y con los actores. 

La desaparición de estos personajes, tenía una razón de peso: dar un paso adelante en la serie y jugar, como pasó con Márquez en la primera temporada, con el hecho de que los mismos personajes que adoramos se hubieran encarnado en otros cuerpos. Y aquí es donde ‘Estoy vivo’ vuelve a demostrar, que tiene a uno de los mejores equipos de guión de la televisión española.

Los guionistas hábilmente, supieron trasladar, de forma genial, los atributos y características esenciales de los personajes a sus nuevos «cuerpos». Y eso acompañado de unos actores maravillosos: Jan Cornet, muy natural haciendo de Susana; una inmensísima Aitana Sánchez-Gijón, quien tenía el reto de sustituir a la sublime Cristina Plazas: el alma junto a Javier Gutiérrez de esta serie. Y es que, han estado todos ellos tan brillantes, guión y nuevo elenco: que la ausencia de ellas no se ha notado tanto. Y no se ha notado, porque ‘Estoy vivo’ sabe jugar con las emociones de los personajes. Estos guionistas, al igual que ocurre en ‘The crown’, suelen partir de algo particular: extraterrestres, reencarnaciones, para analizar lo personal: el dolor de la muerte, el amor de un padre a una hija. En esos, los guionistas de ‘Estoy vivo’ son unos maestros y consiguen que semana a semana: el corazón de sus espectadores llegue a romperse en mil pedazos o emocionarse con un simple: «No queda nadie en esta foto», o con «soy tu padre».

Y por último, destacar lo compleja que ha sido esta temporada. No sólo por el inicio tan desgarrador que ha tenido, y que ha permitido a Javier Gutiérrez demostrar porqué para muchos: es el mejor actor español, también porque cada semana ‘Estoy vivo’ nos ha ido regalando pequeños plot twits, que en muchas ocasiones el espectador no se esperaba. Y eso es mérito: de un equipo de guión valiente, que quiere arriesgar y que no se conforma con seguir utilizando la fórmula que les funcionó bien en la primera temporada. Es por ello, que ‘Estoy vivo’ se ha convertido en una rara avis en la ficción española. Es posible que no tengan el reconocimiento de crítica y premios, pero tiene el reconocimiento continuo de los espectadores. Los únicos: que semana a semana caen en sus redes. ¡Larga vida a ‘estoy vivo’!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here