‘KEBAB’, una controvertida pieza sobre la inmigración y el capitalismo salvaje

0
180

Tras mudarse a Dublín para comenzar una nueva vida, la joven rumana, Madalina, se encuentra trabajando en un kebab, hasta que su novio, Voicu, le sugiere un trabajo más lucrativo. Su nueva carrera les pone en contacto con Bogdan, un compatriota rumano, estudiante universitario de Artes Visuales. Los tres encuentran una nueva forma de vivir y trabajar juntos. Su inquieto y desordenado ‘menage-a-trois’ persiste hasta que Madalina debe elegir entre uno de ellos.

https://vimeo.com/292542351

KEBAB explora la dura realidad de la inmigración y lo que estamos dispuestos a abandonar por la esperanza de un futuro mejor.

«La violencia es, por naturaleza, instrumental; como todos los medios, siempre precisa una guía y una justificación hasta lograr el fin que persigue». Sobre la violencia. Hannah Arendt.
KEBAB, la controvertida obra de la reconocida dramaturga rumana Gianina C?rbunariu, fue prohibida unos días antes de su estreno en un teatro privado de Bucarest por su crudeza. Pero tras su estreno, KEBAB se convirtió en una de las producciones rumanas más representadas en el extranjero, llamando la atención de teatros de todo el mundo: Japón, Italia, Reino Unido, Bélgica, Dinamarca, Grecia… llegando a estrenarse en la prestigiosa Schaubühne, de Berlín. Ahora por fin podrá verse por primera vez en España de la mano de Punctum Compañía a partir del 2 de octubre en Nave 73.

KEBAB presenta una primera fábula de superficie que gira en torno a tres jóvenes emigrantes rumanos que tratan de alcanzar un futuro mejor en Irlanda. Pero lo realmente interesante lo encontramos en la segunda historia, la oculta, en la que se desgranan los mecanismos de la violencia del sistema.

Madalina.- No dejo de pensar… ¿qué he hecho de verdad desde que llegué aquí? O sea, comparado con lo que hacía cuando estaba en casa. Nada. Aquí me pegan todos los días.

Bogdan.- Allí te pegan por nada. Aquí ganas dinero con eso.

No podemos dejar de lado el contexto en el que la autora escribió la pieza. Gianina C?rbunariu fue becada por el Royal Court de Londres en 2007. Ese mismo año Rumanía entraba a formar parte de la Unión Europea y esto provocó, en la autora, una acertada reflexión en torno a la identidad y el sistema. Hay que recordar que Rumanía proviene de una historia vinculada al comunismo, por lo que el contraste con el sistema capitalista resulta todavía mayor. La autora, no obstante, no deja títere con cabeza y nos deja de forma patente que lo que abandonan estos personajes no tiene nada de idílico. Vemos reflejado en la pieza a tres personajes provenientes de un contexto de pobreza y desarraigo. Desean ser irlandeses, convertirse en europeos, estar en el mapa, formar parte de algo a cualquier precio. Nos encontramos con tres personajes que buscan su lugar en el mundo.

Madalina.- ¿Casa? Ésta no es mi casa, pero claro, mi casa tampoco lo es. Porque mi casa es peor que cualquier sitio que no sea mi casa. No voy a volver a casa jamás. No. Nunca volveré.

KEBAB habla de la violencia soportada. Y esta violencia, como suele suceder, recae en el personaje femenino. Gradualmente, su cuerpo es cosificado y mercantilizado. Poco a poco, Madalina interioriza la escalada de violencia infligida, porque para tener éxito necesitamos soportar. Soportar para hacernos de oro. Es decir, para alcanzar la felicidad. Hacer lo que haga falta para alcanzar la felicidad. Aunque eso deje un reguero de cuerpos; “alguien tendrá que saltar”. La responsabilidad solo recae en el individuo. El mensaje es claro: si no lo consigues es solo porque no te has esforzado lo suficiente. Fracasar es el mayor de los miedos. Más incluso que perder la vida.

KEBAB golpea al espectador para despertar su conciencia y desvelar los mecanismos de este matadero llamado capitalismo.

Madalina.- No sé por qué, pero hay noches que sueño que soy un dönner kebab.

LA AUTORA: GIANINA C?RBUNARIU

Es considerada la ‘enfant terrible’ del drama contemporáneo rumano. Comenzó a estudiar dirección en 1999 en la I.L. Caragiale National University of Theatre and Film Arts en Bucarest. Tres años después de haber comenzado sus estudios, algo cambió en el ambiente dramático contemporáneo rumano. Junto con otros tres estudiantes, C?rbunariu cofundó un nuevo concurso de teatro que pronto se convirtió en una plataforma muy interesante para los nuevos dramaturgos. Este grupo, llamado DramAcum, ofreció una nueva mirada al teatro rumano, el más fuerte desde la caída del comunismo. DramAcum no solo fomentó nuevos dramas, sino que también dio como resultado nuevas traducciones de obras escritas en idiomas europeos de menor circulación.

La primera obra teatral de C?rbunariu, Stop the Tempo, es su trabajo más conocido internacionalmente y más tarde fue considerada por los críticos como “la crema de la generación de nuevos dramaturgos”. En 2004, la obra fue invitada a la Bienal de Wiesbaden (Alemania). Desde entonces, se ha presentado en escenarios de París, Berlín, Dublín, Nueva York, Estambul, Viena, Niza y Leipzig.

Su segunda obra, KEBAB, que se inició en el Royal Court Theatre de Londres, donde la artista se hospedó como residente internacional, fue prohibida por un teatro privado en Bucarest, unos días antes del estreno, por ser “indecente”. Después de haber sido apoyado por el Teatrul Foarte Mic en Bucarest (un grupo que también alentó la carrera de C?rbunariu como directora), KEBAB se convirtió en una de las producciones más representadas en el extranjero; llamó la atención de teatros de todo el mundo, desde Japón hasta el Reino Unido y desde Dinamarca hasta Grecia. Se estrenó en la prestigiosa Schaubühne, de Berlín. Sigue siendo inédita en España.

En España, se han presentado los espectáculos Solitaritate (Teatro de la Abadía, 2015), De vânzare -En venta- (Centro Dramático Nacional, 2016) y Elogio de la pereza (Centro Dramático Nacional, 2018).

La autora rumana ha sido seleccionada por los medios de comunicación rumanos como una de las 100 mujeres más influyentes en la sociedad rumana actual.

EL DIRECTOR: GABRIEL FUENTES

Graduado en Dirección de Escena y Dramaturgia, especialidad Dramaturgia, por la Real Escuela Superior de Arte Dramático (RESAD). Se forma como actor en el Estudio Nancy Tuñón y en El Timbal Estudis Escènics, ambos en Barcelona. Complementa su formación en dramaturgia y dirección con Olivier Antoine, Lukas Bärfuss, Guillermo Heras, Mark Ravenhill, Friedhelm Roth-Lange, Marta Pazos y Malgosia Szkandera, entre otros.

Dramaturgo seleccionado para el ciclo Las funciones por hacer en El Pavón Teatro Kamikaze 2018.

Ha dirigido El sueño de Bambi, de Christian Avilés, estrenado en Intemperie Teatro, 2018.

Ha dirigido lecturas dramatizadas, piezas breves y teatro de calle.

Ha ganado el Premio Teatro Exprés 2015 de la Asociación de Autoras y Autores de Teatro por la pieza breve Mamut, estrenada en la sala Cuarta Pared, bajo la dirección de Óscar Miranda. Segundo premio del Certamen de Nuevos Dramaturgos LANAU Escénica 2015 por la pieza Matrioska, estrenada en la sala Mínima, con dirección de Óscar Pastor. Asesoría en la dramaturgia de Yellow Macbeth, montaje dirigido por Asun Alonso (Festival Almagro Off, 2017).

Ha sido ayudante de dirección de Miguel del Arco (La noche de las tríbadas, Arte, Refugio e Ilusiones), Jana Pacheco (La tumba de María Zambrano, Rosario de Acuña: ráfagas de huracán) y Guillem Clua (Smiley), para el Centro Dramático Nacional, El Pavón Teatro Kamikaze y el Teatro Maravillas.

LA COMPAÑÍA

El punctum de una foto es ese azar que en ella me despunta (pero que también me lastima, me punza). La cámara lúcida (notas de fotografía). Roland Barthes

Punctum Compañía nace de la voluntad de poner en pie un teatro comprometido de calidad artística. Los fundadores, Luisa Fernández y Gabriel Fuentes, inician andadura con su primer montaje KEBAB, de Gianina C?rbunariu.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here