‘God Omens’ y ‘Chernobyl’, dos series a las que hincar el diente este verano

0
31

El verano es la época propicia para cualquier seriéfilo para desconectar del mundanal ruido y para engancharse a nuevas y poderosas aventuras en forma de series.

Sin título-1.jpg

Y las plataformas han aprovechado estas últimas semanas para sacar sus grandes apuestas, que a buen seguro nos acompañarán a lo largo de los meses del calor estival. Entre ellas, queremos destacar en este artículo dos, que a buen seguro harán las delicias de los más exigentes

‘God Omens’

Amazón estrenó hace unos días, una de sus grandes apuestas para este año: ‘God Omens’, la adaptación del libro de Terry» Pratchett y Neil Gaiman ‘God Omens’.

Esta divertida y ácida parodia, nos traslada a un mundo en el que los demonios han infiltrado en la tierra al hijo del demonio, que será su arma definitiva para aniquilar la tierra.

Pero en medio de esa guerra, hay dos personajes que no están dispuestos a que la vida terrestre perezca: el bondadoso y un tanto ingenio ángel, Arizaphale, y un demonio muy peculiar y terrenal, Crowley. Ambos,  han acabado confraternizando tras muchos siglos de coincidir una y otra vez en numerosas misiones, se aprecian, y valoran la amistad que tantas misiones ha forjado. A pesar de que las reglas digan que no pueden entenderse, ni trabajar juntos, al final demostrarán que son el gran enemigo a temer por cada uno de los bandos.

omenTOP-800x519.jpg

La serie se apoya en una narración, divertida, sarcástica, ácida, irónica que reflexiona sobre nuestros males: la ambición, la codicia, el deseo de poder, la falta de escrúpulos, pero lo hace de una forma dinámica  y apoyada en la química apabullante que hay entre sus dos protagonistas masculinos: David Tennant y Michael Sheen. Cuando Martín y David Tennant coinciden en una escena es imposible quitar los ojos de la pantalla porque sus gestos y miradas son únicos. Hasta los silencios que hay entre ellos son meditados y tienen un porqué. Y en el fondo, ambos forman un sólido matrimonio en el que ambos llegan a saber lo que el otro está pensando sin decirlo.

hbo-chernobyl.jpg

Chernobyl

La serie de HBO, creada por Craig Mazin, es ya la mejor serie de este año 2019. No sólo narra de forma trepidante, dura, demoledora todos los sucesos acaecidos cuando el 26 de abril de 1986 estalló el reactor número 4.

La serie, refleja en primera persona, el drama de los bomberos, de la población que fascinada por lo que ocurría se acercaba desde el puente para contemplar la tragedia. Además, pone su foco en dos brillantes personajes: Valeri Legásov y Borís Shcherbina. Valeri, va a aprender a través de su contacto con Borís a lidiar con todos los políticos y tendrá que ser valiente para sacar a la luz la verdad que rodea el accidente de Chernobyl para evitar que se vuelva a repetir.

kadras-is-serialo-cernobylis-81263701.jpg

La valentía de Chernobyl no reside en las recreación del accidente, sino en el profundo tratamiento de los personajes y de las miserias que rodearon al mismo. El ocultar la verdad a la población, que se convirtió en la gran víctima de la tragedia. Destaca especialmente la cruda historia de la viuda del bombero, que no sólo perdió a su marido sino también a la hija que esperaba porque como señalan en la serie: «Los niños mueren para proteger a sus madres». Otra secuencia que te rompe por dentro es la de los perros que tuvieron que ser sacrificados para que no supusieran un peligro para los humanos ante su exposición a la radiactividad. Y desolador también su mensaje contra la corrupción política, el cómo, y aún sucede, hay que preguntarse cuál es la verdad: que se refleja en frases  como «Cada mentira que contamos es una deuda con la verdad»; o, «Ante temía el precio de la verdad, ahora sólo me pregunto ¿cuál es el precio de las mentiras?.

190603-chernobyl-hbo-ac-616p_0fd4dfa99c7aca171acc174291f04b57.fit-2000w.jpg

Chernobyl se trata por tanto de una serie indispensable, difícil y dura de verdad porque te rompe por dentro, te inquieta, te deja mal cuerpo, pero que al mismo tiempo te invita a reflexionar sobre el mundo en el que vivimos y sobre la clase política que llega a usar a sus ciudadanos como cobayas con tal de no ser humillada internacionalmente.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here