Lucía Pariente saltó a la televisión hace pocos años, tras dejar a un lado su dedicación al mundo de los combustibles naturales, para defender a su hija, la modelo y presentadora Alba Carrillo, de su divorcio. En un principio, se mantuvo en segundo plano como madre coraje, pero, poco a poco, se fue convirtiendo en protagonista junto a su hija. La máxima fama televisiva le llegó cuando participó en ‘Supervivientes 2017’, y colaborando en distintos programas de Mediaset. En esta entrevista, se abre en canal tanto personalmente, hablando de sus vivencias más duras en la vida y su autopercepción, como hablando del actual concurso de su hija en ‘GHVIP 7’.

En tu trayectoria televisiva, en muy poco tiempo, has acaparado muchas horas de directo. En la mayoría de ellas has compartido plató con Jorge Javier Vázquez, con quien intensificaste afinidad a partir de tu paso por ‘Supervivientes’. ¿Cuál es tu relación actual con el presentador?

Mi relación con Jorge fuera de Telecinco no es ninguna. Jorge es una persona entrañable, con un sentido del humor extraordinario y, sobre todo, una muy buena persona. Conmigo se portó muy bien en ‘Supervivientes’, y me tranquilizó muchísimo. Él siempre cuida a todos los concursantes y, ahora, en ‘GH’, a los familiares. Yo no sé el porqué, mi sensación con él es de absoluta comodidad, algo tendrá…

Como era de esperar, eres la defensa de tu hija en todos los programas que te requieren. ¿Qué te parece el concurso de Alba y qué perfil de ella te gusta más de todos los que hemos visto a lo largo del reality?

Lo que más me gusta de mi hija es lo que todo el mundo le sanciona, su mecha corta, su franqueza, el ir por su camino pese a quien pese, que no es una queda bien, etcétera…pero lo que más admiro es que no le cuesta pedir perdón si ella valora que se ha equivocado.

¿Crees que Alba ha tenido compañeros con los que ha tenido una relación tóxica?

No. Alba abre su puerta a todo el mundo, ahora bien, como te la cierre, que tiemble el que se queda fuera. Tóxicos no, malos, algunos.

Alba, actualmente, es colaboradora de ‘Ya es mediodía’. ¿Qué piensas del apoyo de sus compañeros de programa y de Sonsoles Ónega?

Te aseguro que el cariño de sus compañeros es real, le quieren muchísimo y viceversa. Es un programa en el que se han concentrado muy buenas personas y eso traspasa la pantalla.

Hemos visto a Miguel Frigenti, colaborador televisivo, ser excesivamente crítico con su compañera Alba a lo largo del reality. ¿Qué piensas de su comportamiento con relación al concurso de tu hija?, ¿la causa de esta situación proviene de antes de su entrada en ‘GH VIP’?

Si vemos el ‘Instagram’ de ellos, no se llevan mal. Lo que ha hecho Miguel es lastimoso, Alba jamás pidió su cabeza profesional, solo bromeó. Además, no tiene poder. Él, con la excusa “yo comento el programa”, ha estado muy desacertado. Yo he decidido seguir en mi tarea de madre defensora y no perder mi tiempo.  “El mayor despreció”…así soy.

¿Qué piensas del concurso de la periodista Mila Ximénez y de la relación que tiene con tu hija?

A mí, Mila me cae de coña, su concurso me gusta, me rio con ella hasta cuando se cabrea. Con mi hija, creo que le entiende en muchas cosas, creo que le aprecia y que se han conocido mucho. Ambas reconocen en la otra un buen rival, y ellas quieren personas que las hagan crecer, no que las hundan.

Últimamente, se te ha visto mucho participando en Sálvame y el Deluxe, ¿te sentirías capaz de convertirte en colaboradora, una vez acabe la defensa a tu hija Alba?, ¿con qué colaborador/a del programa tienes más afinidad y con quién menos?

Yo ya no diré “de este agua no beberé”. Afinidad tengo con Kiko Hernández, Mila, Chelo, y Belén Rodríguez. Menos, tengo con Gustavo o María Patiño, cuando es despiadada con mi hija, no sé por qué ni se esfuerza por empatizar…

Hace un tiempo, decidiste marcharte de casa ante la intensa polémica mediática que te señaló de ‘mala influencia’. ¿Cómo fue este momento tan complicado?, ¿lo considerarías como el más complicado de tu vida, o ha habido algún otro?

Un momento muy duro, mi única ilusión en la vida y, de siempre, son los míos. Solo he querido triunfar con mi familia, no está de moda pero… soy así de rara. Ese momento fue la decisión más difícil de mi vida, no el más duro.

Hace unas semanas, tu hija hizo su curva de la vida en ‘GH VIP’, donde habló de la depresión que sufrió hace un tiempo y de su ingreso. ¿Cómo viviste tú esos duros momentos y a quién acudiste, o te mostró su apoyo en aquel justo instante?

Otro momento duro, te ves a 24 horas de una operación, con un pequeño en los brazos y tú hija rota por un hombre malo… no acudí a nadie, no me apoyé en nadie, solo luché por descansar y que descansase mi hija, que volviese a empezar y resurgiese de sus cenizas.

Empezaste en televisión defendiendo a Alba, pero te has ido convirtiendo en protagonista de muchas horas televisivas, con grandes audiencias. ¿Crees que la imagen que tienen los espectadores y espectadores de ti representa a la verdadera Lucía Pariente?, ¿en qué aspectos se difiere de esta?

La gente piensa que soy una mujer que se ha sentado en una silla a esperar, y que ha vivido de sus padres hasta que ha podido vivir de su hija, que soy mala y despiadada. Pues, justamente, de todo lo anterior, nada, pero vamos, que me da igual lo que piense nadie. A mí solo me importa querer a mi hija y a mi nieto por encima de todas las cosas en la vida, lo que recibo de ambos es incalculable. Ese es mi regalo de vida, por eso puedo decir que soy muy feliz y que lo tengo todo en la vida.

Me gustaría finalizar esta entrevista dejándote un ‘minuto de defensa’ para mantener a Alba en el concurso y hacerle ganadora de la séptima edición de ‘GH VIP’.

No soy muy elocuente para defender, pero creo que Alba debe de ganar porque ella no engaña, no lleva guion, por ser fiel a sus principios, porque no utiliza estrategias y, sobre todo, por ser tan noble, por la gran mujer luchadora que es. Porque conocerle es quererle. Y, porque ya que ha entrado, que gane.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here