Edición especial de ‘Ven a cenar conmigo’ con la gran repesca de cuatro históricos concursantes

Quien lo prueba, repite. Otra máxima culinaria que vuelve a confirmarse en ‘Ven a cenar conmigo’. El concurso gastronómico de Cuatro celebra esta semana una edición especial con cuatro participantes ya conocidos por la audiencia que hicieron de su paso por el programa un acontecimiento de proporciones históricas. A partir del lunes, 11 de junio, los cuatro se juntarán por primera vez para intentar conseguir lo que no lograron en su primera experiencia: llevarse los 3.000 euros de premio. Y como ya saben a qué se enfrentan, los cuatro vienen resabiados, escarmentados y con los cuchillos (y la lengua) muy afilados.

Cristina es la inolvidable campeona de muay thai que con su espectacular físico dejó noqueado al ‘chinche verde’ en su primer paso por ‘Ven a cenar conmigo’. Mujer de armas tomar, de las que cree que más vale fuerza que maña, no dudó en emprenderla a golpes con sus contrincantes para ablandarles el corazón y conseguir más puntos. No lo consiguió, quizá por su poco esmero cocinando, quizá por su exigente tendencia a criticar al resto. ¿Habrá tomado nota?

Lo tendrá que demostrar en casa de Enrique, el primer re-anfitrión de la semana. Barcelonés, rozando la cincuentena y capaz de combinar su afición (la interpretación) con su profesión (la psiquiatría). Se define como pijo, pero escora más hacia el clasismo y tras su paso por el concurso, ha aprendido a moderar su lengua viperina. Asegura que ahora no se pelea con nadie, aunque esta repesca se lo pondrá difícil. Invitar a su casa a tres competidores duros de pelar no será tarea fácil para este neo-asceta.

Lola, la inconfundible compañera de futbolín de Cristiano Ronaldo, fue de las primeras participantes que pasaron por ‘Ven a cenar conmigo’. Después de su experiencia, ha ido tomando nota de qué tácticas seguir durante las veladas y en las votaciones. Mujer de firmes convicciones y sabedora de las múltiples envidias que (cree) despierta a su paso, no perdona el mínimo error.

El último concursante de esta repesca especial será Carlos. Pasó a la historia del programa como uno de los concursantes con mayor cultura gastronómica y por eso pondrá todo su empeño en conquistar el premio que una vez se le escapó. Sus comensales podrán disfrutar un menú digo de un restaurante con estrella Michelin. Es un hombre tremendamente tranquilo y educado, pero sus acompañantes de esta semana conseguirán poner a prueba sus nervios de acero.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.