Noticias Programas

Carolina Marín protagonista de la última entrega de la temporada de ‘Leyendas’ en DMAX el próximo jueves 28 de marzo

Carolina Marín llegó al bádminton por casualidad. Fue su amiga y vecina Laura Sánchez la que le hizo cambiar su traje de flamenca por una raqueta y un volante hasta entonces desconocidos para ella. Ahora es la primera en corregir un ‘lapsus’ de su segundo entrenador, Anders Thomsen, cuando le comenta a Quique Peinado que las plumas del volante pertenecen al ala derecha del ganso, cuando en realidad son del ala izquierda. Una situación divertida que, sin embargo, resume a la perfección el nivel de inmersión y compromiso de Carolina Marín con el deporte que la ha convertido en leyenda. La tricampeona del mundo de bádminton es la protagonista de la última entrega de la temporada de ‘Leyendas’ en DMAX el próximo jueves 28 de marzo, a las 22.30 horas.  Durante una hora, el público descubrirá la faceta humana, cercana y divertida de esta atleta de 25 años que ha hecho historia en el mundo del deporte y que contrasta con la imagen seria y rigurosa que ofrece Carolina cuando está en una pista de bádminton.

EL DÍA A DÍA DE CAROLINA MARÍN

Con solo 14 años, Carolina se trasladó a Madrid para vivir en la Residencia Blume para deportistas de élite y entrenar en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de la capital donde se preparan algunos de los mejores atletas de nuestro país. Un momento que recuerda de manera muy nítida en ‘Leyendas’ el director de la residencia, José Ramón López-Díaz, desde la habitación que lleva una placa con el nombre de la deportista, que asegura que Carolina es “su favorita” porque “es disciplinada, responsable y todo un referente” para el resto de los deportistas de la Blume.

Carolina Marín dedica una media de ocho horas diarias, de lunes a sábado, a trabajar para cumplir su sueño de ser la mejor. Seis horas de entrenamiento en pista y gimnasio al más alto nivel, varias sesiones a la semana con la psicóloga y dos horas diarias de fisioterapia ayudan a la atleta a mantener el equilibrio mental y físico necesario para sobrellevar este esfuerzo sobrehumano que pocos deportistas logran aguantar y que, en parte, es la clave de su éxito. “Lo mío ha sido a base de mucho trabajo y mucho esfuerzo y constancia a la hora de perseguir lo que sueñas. No todo es talento. En mi caso es, sobre todo, mucho trabajo”, explica la triple campeona del mundo en ‘Leyendas’. Pero la dedicación y el compromiso de Carolina por seguir en lo más alto de la élite mundial del bádminton también tiene sus consecuencias. “Muchas noches no dormía de lo cansada que estaba. Me levantaba diciendo: ¡Madre mía que ahora tengo que ir a entrenar…! Y ahí me veías entrenando normalmente, al 100% y súper implicada” le confiesa la atleta a Quique Peinado sobre cómo afronta su férrea rutina de entrenamiento.

La deportista lleva compartiendo casi 12 años de vida profesional con su entrenador Fernando Rivas. Una persona junto a la que ha vivido momentos de máxima tensión, pero a la que “nunca le he gritado, le tengo mucho respeto”, admite Carolina. En el caso de Rivas, el técnico reconoce que cuando la vio por primera vez le sorprendió “su agresividad” y su rapidez en el juego. Ambos se han convertido en un exitoso tándem que lleva a cabo novedosos métodos como los entrenamientos a través de partidos jugados por ordenador, el entrenamiento del lenguaje no verbal o en el plano físico el entrenamiento en apnea.

Su fisioterapeuta, Diego Chapinal, constituye otra pieza clave en el engranaje que ha logrado llevar a la española al éxito deportivo. Su función resulta vital para Carolina, que afirma que “normalmente todos los días me duele algo” y reconoce que “ese es el sufrimiento del deportista: tiene que entrenar igualmente con ese dolor”. Esa fuerza de Carolina unida al apoyo de su psicóloga, María Martínez, resultaron determinantes para superar el bache de juego que sufrió tras los JJOO de Río en 2016 y que terminó felizmente con su victoria en el Mundial de Bádminton celebrado en Nanjing (China) en 2018. Una fortaleza que ha vuelto a poner en práctica en las últimas semanas tras la grave lesión que sufrió en el Masters de Indonesia y que le ha obligado a pasar por el quirófano hace solo unas semanas.

Tantas horas de entrenamiento y recuperación apenas dejan tiempo libre a la onubense, que se muestra disciplinada hasta en sus ratos de ocio. Un extremo que comprueba Quique Peinado durante una de sus charlas, cuando le pide a la deportista que le cuente un placer culpable y descubre que casi nada logra romper su férrea rutina de entrenamientos y que solo su otra gran pasión logra alejarla por unas horas de la pista.

SU OTRA GRAN PASIÓN

En ‘Leyendas’ Carolina Marín también tiene un cariñoso recuerdo para su familia y para su Huelva natal, un lugar que apenas puede visitar cuatro veces al año debido a sus compromisos profesionales. Y es que, el poco tiempo libre que le queda cuando no está entrenando, viajando o compitiendo, lo pasa con su novio, paseando con sus perros o cocinando. Consciente de su afición por la cocina, su otra gran pasión, el periodista decide darle una sorpresa a Carolina tras una dura sesión de entrenamiento organizando una cena para sus amigos y compañeros de la Blume, con ella como chef principal. Así, entre fogones y risas, los espectadores descubrirán la faceta más divertida y relajada de Carolina Marín, que compartirá anécdotas y confesiones sobre sus viajes, la competición y el estrellato desde su propia perspectiva.

“NUNCA SE DA POR VENCIDA”

Para completar este retrato de la deportista, ‘Leyendas’ también recoge los testimonios de personalidades del mundo del deporte como Alejandro Blanco, presidente el COE, que no duda en valorar a Carolina como “excepcional” al tiempo que añade que “a veces no somos capaces de dimensionar lo que significa que una deportista como Carolina en un deporte que hace diez años en España era prácticamente desconocido, sea capaz de ser la mejor del mundo”. Por su parte, la actual Secretaria de Estado para el Deporte, María José Rienda, destaca la fortaleza y la constancia de Carolina, mientras que sus compañeras de equipo y amigas, Sara Peñalver y Clara Azurmendi, apuntan que “nunca se da por vencida”. Ernesto García, exseleccionador nacional de bádminton; o Sandra Sánchez, campeona de Kárate, son otros de los nombres que no han querido faltar a esta cita con una de las grandes ‘Leyendas’ de nuestro deporte en DMAX.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s